Incontinencia urinaria de esfuerzo

Es una afección que se presenta cuando hay escape de orina de la vejiga durante una actividad física o esfuerzo. Puede ocurrir al toser, levantar algo pesado o realizar ejercicio.

Causas

La mayoría de los adultos puede contener más de 2 tazas de orina en sus vejigas. La incontinencia urinaria de esfuerzo ocurre cuando los músculos que controlan su habilidad para contener la orina se vuelven débiles o no funcionan.

La vejiga y la uretra están sostenidas por los músculos del piso pélvico. La orina pasa desde la vejiga a través de la uretra hacia el exterior.

El esfínter es un músculo ubicado alrededor de la abertura de la vejiga. Éste se comprime para evitar que la orina se escape a través de la uretra.

Cuando cualquiera de estos grupos de músculos se debilita, la orina puede pasar cuando se ejerce presión en la vejiga. Usted puede notar esto cuando:

  • Tose.
  • Estornuda.
  • Se ríe.
  • Hace ejercicio.
  • Levanta objetos pesados.

El debilitamiento de los músculos puede ser causado por:

  • Parto.
  • Lesión en la zona uretral.
  • Algunos medicamentos.
  • Cirugía de la zona pélvica o de próstata (en hombres).

La incontinencia urinaria de esfuerzo es el tipo más común en las mujeres. Ciertos factores incrementan el riesgo:

  • Si usted ha tenido más de un embarazo y parto vaginal.
  • Si tiene prolapso pélvico. Esto sucede cuando la vejiga, la uretra o el recto se deslizan hacia la vagina. Un parto puede causar daño del nervio o en los tejidos de la zona pélvica. Esto puede llevar a que se presente prolapso pélvico meses o años después del parto.

Síntomas:

El principal síntoma de la incontinencia urinaria de esfuerzo es el escape de orina cuando usted:

  • Está físicamente activo.
  • Tose.
  • Hace ejercicio.
  • Tiene relaciones sexuales.
  • Estornuda.
  • Se para.

Pruebas y exámenes:

Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Éste incluirá:

  • Un examen genital en los hombres.
  • Un examen pélvico en las mujeres.
  • Un examen rectal.

Los exámenes pueden incluir:

  • Cistoscopia para visualizar la parte interna de la vejiga.
  • Examen de la toalla sanitaria: Usted hace ejercicio mientras usa una toalla sanitaria. Después se pesa la toalla para saber la cantidad de orina que perdió.
  • Diario de micción: usted registra sus hábitos urinarios, pérdidas e ingesta de líquidos.
  • Ecografía abdominal o pélvica.
  • Residuos pos miccionales (PVR, por sus siglas en inglés) para medir la cantidad de orina que queda después de la micción.
  • Análisis de orina para verificar si hay infección urinaria.
  • Examen de esfuerzo urinario: A usted se le pide que se ponga de pie con la vejiga llena y que luego tosa.
  • Estudios uro dinámicos para medir la presión y el flujo de orina.
  • Radiografías con medio de contraste para examinar los riñones y la vejiga.

Tratamiento

El tratamiento depende de la forma en la que los síntomas afectan su vida.

Existen 4 tipos de tratamiento para la incontinencia urinaria de esfuerzo:

  • Cambios de comportamiento
  • Medicamentos
  • Entrenamiento de los músculos del piso pélvico
  • Cirugía

ENTRENAMIENTO DE LOS MÚSCULOS DEL PISO PÉLVICO

Existen diferentes maneras de fortalecer los músculos del piso pélvico.

  • Electroterapia con Biofeedback: Este método puede ayudarle a aprender a identificar y a controlar los músculos del piso pélvico.
  • Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a mantener los músculos alrededor de la uretra fortalecidos y funcionando bien. Esto puede ayudar a evitar la fuga de orina.
  • Conos vaginales. Se coloca el cono en la vagina. Luego se intenta comprimir los músculos del piso pélvico para sostener el cono en su lugar. El cono se puede usar durante 15 minutos a la vez, dos veces al día. Se puede notar mejoramiento de los síntomas de 4 a 6 semanas.